Plataformas de financiación participativa: qué son y cómo funcionan

Plataformas de financiación participativa: qué son y cómo funcionan

Tanto para las personas inversoras como para aquellas que buscan financiación, las plataformas de financiación participativa son una ayuda extraordinaria. Esta clase de plataformas se encuentran en auge gracias a la democratización de las nuevas tecnologías y a la normalización de la economía digital y la financiación alternativa.

Estas plataformas están asociadas principalmente a la práctica del crowdfunding y sus múltiples derivados, como el crowdlending y el crowdequity. Mediante estas, las personas interesadas en invertir tienen acceso a los proyectos revisados y apoyados por las propias plataformas, facilitando también el seguimiento de su desarrollo. Crowdfunding Bizkaia es un ejemplo de plataforma crowdequity, donde los/as inversores/as pueden entrar en contacto con los/as promotores/as y viceversa, permitiendo la formación de todo un ecosistema enfocado al emprendimiento.

A continuación, te damos más información al respecto.

Qué es una plataforma de financiación participativa

Esencialmente, esta clase de plataformas son un espacio digital donde poner en contacto a personas inversoras con promotoras. Sin embargo, muchas de ellas juegan un gran papel a nivel colectivo, ya que exponen y dan valor a proyectos vinculados a la innovación social.

Además, las plataformas de financiación participativa facilitan a las personas inversoras el acceso a los beneficios fiscales que existen por invertir en ciertos proyectos. En función del territorio de la persona inversora y/o del proyecto, existen deducciones en el IRPF para quienes inviertan en empresas de nueva creación, PYMES, empresas con alto potencial de crecimiento o de innovación tecnológica, etcétera. Puedes acceder aquí a la guía informativa de incentivos fiscales que hemos preparado en Crowdfunding Bizkaia.

Recuerda también que, en el caso de Crowdfunding Bizkaia, se trata de la primera plataforma de financiación participativa vinculada a una administración pública. Esto ofrece unos excelentes estándares y garantías de seguridad y de privacidad.

Consejos para operar con este tipo de plataformas

A la hora de invertir en un proyecto, se debe valorar tanto el atractivo del proyecto así como el de las recompensas que ofrece. Por lo general, las plataformas se encargan de hacer una selección de proyectos y de presentar ante el público aquellos que tienen un mayor potencial de éxito, de modo que no es necesario que la persona inversora sea experta en la materia sobre la que trata el proyecto que busca financiación.

En cuanto a las recompensas, pueden ser toda clase de bienes o servicios, obtención de participaciones empresariales, devolución con intereses de la cuantía invertida, etcétera. Según el tipo de recompensa, se pueden diferenciar varias clases de crowdfunding. En Crowdfunding Bizkaia, por ejemplo, apostamos por el crowdequity, vinculado a la obtención de participaciones del proyecto.

Ayudas privadas de interés

En caso de que un proyecto necesite otras fuentes de financiación alternativa, siempre se puede recurrir a la vía privada. Existen entidades bancarias que realizan concursos de emprendedores para prestar ayuda económica, y también aceleradoras de startups donde se ofrece ayuda tanto financiera como de asesoramiento.

Asimismo, ayudas de esta clase se pueden encontrar en muchos estratos, tanto a nivel autonómico como nacional, europeo o internacional.

Puedes descubrir los proyectos activos de Crowdfunding Bizkaia en este enlace.