Innovación social: qué puedes conseguir y cuáles son sus ventajas

Innovación social: qué puedes conseguir y cuáles son sus ventajas

En los últimos años se ha popularizado el crowdfunding como forma alternativa de inversión. Y dentro de este, distintos modos de financiación colectiva como el crowdlending o el crowdequity. Entre sus principales atractivos está el de que ambas modalidades sirven para que un colectivo ciudadano intervenga libremente en su propio contexto socioambiental y, a la vez, obtenga un retorno económico.

Para ello, las personas particulares deben invertir en proyectos de innovación social. A continuación, te damos más información al respecto.

¿Qué es la innovación social?

Este concepto hace referencia a una multitud de soluciones para todo tipo de problemas de cariz social o medioambiental. Lo que cada una de estas soluciones tiene en común es su carácter “innovador”. Este atributo, lejos de ser injustificado, implica que la solución sea lo más efectiva y eficiente posible.

A su vez, la innovación social hace hincapié en la transformación de relaciones que estructuran los modos de vida colectivos. Evidentemente, esta clase de innovaciones se enfrentan a problemas complejos que afectan a todo un conjunto socioambiental. Por lo tanto, para llevarlas a cabo, es necesario incluirlas como parte de una acción coordinada en sectores públicos, privados, comunitarios, etc.

Como resultado, una “innovación” no consiste en plantear una solución radicalmente nueva, sino en reestructurar distintos segmentos y componentes del tejido social con miras a cumplir una serie de objetivos prefijados.

Ejemplos destacados de innovación social

En realidad, la innovación social viene poniéndose en práctica desde hace más de lo que parece. Piensa, por ejemplo, en lo que supone la asunción de la asistencia sanitaria universal. Desde finales del siglo XIX hasta nuestros días, se ha ido implantando progresivamente en distintos estados. Y cada una de esas implantaciones ha supuesto un cambio estructural de grandes dimensiones.

A menor escala, quizá conozcas el RSDP (Registered Disability Savings Plan), un programa que el gobierno de Canadá hizo efectivo en el 2008. Su objetivo era conseguir que las personas con discapacidades pudieran vivir con independencia económica y en las mejores condiciones posibles.

A nivel estatal también se han dado notables ejemplos de innovación social, como el de WATS, un proyecto en curso de Crowdfunding Bizkaia. WATS está destinado a erradicar la violencia en el deporte. Para ello cuenta con distintas líneas de acción, desde el diseño de programas educativos hasta la celebración de eventos o la emisión de títulos académicos.

El papel del crowdfunding como dinamizador de innovación social

Hoy día, los nuevos modos de inversión y financiación son un estupendo estímulo para la realización de proyectos de innovación social. Sobre todo, cuando estos están vinculados a pymes o start-ups. El crowfunding permite que tales proyectos logren salir adelante gracias al apoyo de miles de pequeñas personas que actúan como inversoras.

De este modo, la propia ciudadanía, por medio de un sencillo mecanismo de inversión, puede intervenir en el entorno socioambiental de forma directa. Para ello basta con recurrir a empresas de crowdfunding como Crowdfunding Bizkaia.

En la primera plataforma online de financiación participativa de una administración pública encontrarás distintos proyectos en los que invertir en innovación social.