El crowdfunding y otras fuentes de financiación alternativas

El crowdfunding y otras fuentes de financiación alternativas

Para arrancar o continuar desarrollando un proyecto empresarial, es imprescindible disponer de la financiación necesaria. Sin embargo, debes saber que acudir a la financiación bancaria es solo una de las opciones. Porque desde hace unos años la financiación alternativa ha crecido tanto a nivel nacional como a nivel europeo de forma exponencial.

Aunque se trata de una práctica abierta a todo tipo de empresas, la financiación alternativa resulta ideal sobre todo para que las startups y las PYMES puedan iniciar o mejorar su actividad. A continuación, vamos a explicar en detalle el funcionamiento y los supuestos específicos que conlleva.

¿Qué es y cómo funciona la financiación alternativa?

Existen una gran cantidad de vías alternativas de financiación. Entre las más destacadas cabe destacar:

  • Líneas ICO (Instituto de Crédito Oficial).
  • Sociedades de Garantía Recíproca.
  • Factoring.
  • Business Angel o inversor privado.

Cada una de estas vías tiene su propio funcionamiento y se revela más o menos apropiada según la circunstancia y el ámbito del proyecto o empresa.

Por otra parte, la vía de financiación alternativa que sin duda ha conocido una mayor fama y que ofrece unas prestaciones más eficaces es la del crowfunding. El crowdfunding consiste en que, a través de una plataforma digital como la nuestra, una gran suma de particulares realice inversiones para financiar una iniciativa o proyecto empresarial.

Siguiendo este modelo, la empresa beneficiada puede ofrecer a cambio de la financiación una recompensa. En caso de que esta recompensa sea un interés acordado sobre la cuantía de la inversión, se trata de crowdlending; en caso de que sea la obtención directa de una participación en la empresa, hablamos de crowdequity. Crowdfunding Bizkaia es una plataforma crowdequity.

Financiación alternativa para PYMES

Actualmente, uno de los modos de financiación alternativa más popular para PYMES es el conocido como invoice discounting. Aunque incluye distintas modalidades, la principal es la del factoring. El factoring consiste en financiarse a partir de las facturas de venta, entregándolas a segundas empresas. A cambio de una comisión, estas empresas anticipan el dinero que, de otra forma, podría tardarse en cobrar.

En cuanto a las líneas ICO de préstamo, dentro de estas líneas está la de Garantía SGR o la SAECA, especializadas en mejorar las condiciones para ser financiado por medio de distintos medios, como prestación de avales entre entidades.

¿Y para otros tipos de empresas?

Si se trata de un startup, siempre se puede recurrir a las llamadas incubadoras de startups, entidades de diversa naturaleza entre cuyos fines está el de favorecer el crecimiento de estos proyectos en fase de desarrollo.

Además, hay que tener en cuenta que el crowdfunding ofrece grandes posibilidades para todo tipo de empresas. Sobre todo, cuando cumplen con ciertas características que hacen que las personas inversoras (personas físicas o personas jurídicas) reciban incentivos fiscales. Esto se produce, en el caso de Crowdfunding Bizkaia, cuando se invierte en empresas innovadoras, PYMES, microempresas, empresas de nueva o reciente creación y empresas con alto potencial de crecimiento.

Te invitamos a descubrir los proyectos de crowdfunding que tenemos activos actualmente en Crowdfunding Bizkaia.