Repasamos los tipos de financiación empresarial

Repasamos los tipos de financiación empresarial

Obtener financiación resulta esencial para sacar adelante cualquier proyecto, especialmente aquellos que se encuentran en sus fases iniciales. De ahí que sea tan importante conocer los tipos de financiación empresarial que permiten impulsar un proyecto.

 

¿Qué es la financiación empresarial?

La financiación, empresarial o de cualquier otra clase, consiste en obtener dinero para llevar a cabo un proyecto. En caso de que no se cuente con el capital necesario, dicho dinero proviene de segundas o terceras personas. Considerando las condiciones bajo las cuales estas prestan su dinero, se pueden distinguir varios tipos de financiación empresarial.

Por otro lado, existen varios conceptos comunes a muchos tipos de financiación empresarial:

  • La devolución: el dinero cedido generalmente debe devolverse con algún tipo de interés añadido.
  • El vencimiento: está relacionado con la devolución, ya que hace referencia a la fecha máxima para que se produzca la devolución.
  • Corto y largo plazo: el vencimiento puede ser a corto o a largo plazo, según se conceda respectivamente menos o más de un año para su efectuación.

 

Tres fuentes de financiación empresarial tradicionales

Una de estas fuentes sería la financiación con capital propio. Es de los pocos tipos de financiación empresarial que puede no requerir devolución y vencimiento. No obstante, se puede considerar que, cuando una persona se autofinancia, busca obtener igualmente unos intereses en el corto, medio o largo plazo.

La segunda fuente sería una de las más conocidas: la financiación bancaria. En muchas ocasiones, cuando una persona no cuenta con un gran capital propio, complementa o substituye a la autofinanciación con la financiación bancaria. El principal problema que presenta esta fuente son las condiciones, generalmente estrictas, de la financiación. Incluye líneas de crédito, descuentos o factoring, créditos comerciales, etcétera.

Una tercera fuente sería la obtención de algún tipo de subvención. Al contrario que la financiación bancaria, de carácter privado, suele estar asociada con el sector público. Un ejemplo son las ayudas a empresas que el Departamento de Promoción Económica de Bizkaia (BEAZ) pone a disposición de las personas emprendedoras y de las empresas de Bizkaia.

 

Nuevas fuentes de financiación

En la actualidad, se han estandarizado nuevos tipos de financiación empresarial. Entre los más provechosos se cuentan los que están ligados a la economía colaborativa, como el crowdfunding y sus derivados.

El crowdfunding se basa en que un gran número de personas inversoras financien un proyecto, generalmente a través de una plataforma especializada. Existen muchas variedades de crowdfunding según las condiciones del préstamo.

Crowdfunding Bizkaia es una plataforma crowdequity, que consiste en que las personas inversoras reciban una participación en la empresa junto con los beneficios correspondientes. Además, Crowdfunding Bizkaia es la primera plataforma de crowdfunding de un administración pública (Diputación Foral de Bizkaia), lo que implica una total seguridad para promotores/as e inversores/as y ofrece la oportunidad de disfrutar de incentivos fiscales para la inversión.

 

Si tienes una idea innovadora y necesitas financiación, conócenos y envíanos tu proyecto.